Los 7 síntomas de apendicitis que no debes pasar por alto

La apendicitis es una enfermedad que se produce por el bloqueo e inflamación del apéndice, un pequeño órgano que está unido a la primera parte del intestino grueso.

Esta provoca dificultades en el paso de la sangre y, al aumentar la presión en la zona, produce una respuesta inflamatoria que desmejora la salud.

Si bien se desconoce exactamente cuál es la función de este órgano, el desarrollo de esta condición puede ser mortal cuando no se le brinda un tratamiento oportuno.

Esto debido a que la bolsa se puede reventar, diseminando la infección, en poco tiempo, a otras partes del sistema digestivo.

Por esta razón es fundamental conocer cómo se manifiesta, puesto que la intervención médica es determinante para evitar las complicaciones.

Teniendo en cuenta que algunos lo desconocen, el siguiente espacio lo queremos dedicar a 7 síntomas que facilitan su detección.

¡No los pases por alto!

1. Dolor abdominal agudo

dolor-abdominal

La aparición de un dolor abdominal agudo es una de las primeras manifestaciones de esta enfermedad.

Este síntoma, que evoluciona de forma gradual, es producto de la inflamación y presión que sufre el órgano.

  • Por lo general se da en la parte inferior derecha del abdomen y su grado de intensidad varía con las horas.
  • Sin embargo, en muchos casos el dolor se percibe también cerca del ombligo o en la parte baja de la espalda.
  • El síntoma tiende a empeorar al estornudar o al mover las piernas y el abdomen.

2. Mareos y vómitos

La aparición de mareos y vómitos repentinos pueden ser una señal de alerta de inflamación del apéndice.

Estos síntomas, en conjunto con la sensación de debilidad, son comunes en los pacientes que están desarrollando esta enfermedad.

  • Se manifiestan en más del 90% de los casos, casi siempre tras percibir primero un fuerte dolor en la zona inferior abdominal.
  • Deben ser atendidos por el médico cuando se producen de forma recurrente, ya que, aunque no siempre alertan de esta enfermedad, sí pueden indicar que algo no está del todo bien.

3. Estreñimiento o diarrea

Estreñimiento

Mientras que algunos pacientes con apendicitis tienen dificultades para expulsar las heces, otros se enfrentan a episodios de diarrea.

Estos síntomas digestivos, que también pueden darse ante otras enfermedades, son el resultado de la inflamación que sufre el órgano.

  • Tienden a molestar a los pacientes a lo largo del día y, la mayoría de veces, se acompañan con gases e inflamación.

4. Distensión abdominal

La distensión abdominal es una incómoda sensación de llenura y presión que suele producirse por las dificultades digestivas.

Esta hace que el vientre se vea hinchado, incluso cuando se está delgado.

  • En el caso de apendicitis es bastante habitual, ya que se deriva de la reacción inflamatoria en los tejidos y la acumulación de gases.

5. Fiebre

Fiebre

Los síntomas que se producen por el desarrollo de esta enfermedad tienden a ser similares a los que desarrollan las infecciones estomacales e intestinales.

Por esta razón es muy común que, junto al dolor, el paciente presente fiebre moderada y escalofríos y temblores.

  • Es primordial acudir al médico en caso que la fiebre aumente, o bien, reaparezca de forma constante.
  • Si el cambio de temperatura es leve, pero se produce con dolores abdominales, también es necesario consultar.

6. Pérdida del apetito

Aunque la persona esté acostumbrada a comer bien, de repente puede experimentar inapetencia.

La inflamación de este órgano interfiere en las funciones digestivas y, en muchos casos, inhibe la producción de las hormonas del hambre.

  • Esto debe atenderse de inmediato, ya que no comer bien conlleva a deficiencias nutricionales.
  • Hay que analizar el síntoma junto con otras señales, puesto que también se manifiesta con otras enfermedades.

7. Dolor de rebote

Dolor abdominal

El dolor de rebote es un síntoma que permite detectar con más precisión los problemas en el apéndice.

Este suele originarse durante el chequeo médico, ya que aparece cuando se presiona la parte inferior derecha del abdomen.

  • Se trata de un dolor agudo y punzante que varía de intensidad cuando se realiza la presión.
  • Al soltar la zona afectada el dolor se siente con más severidad y esto permite sospechar de la enfermedad.

¿Detectas varios de los síntomas mencionados? Si es así, lo mejor es que consultes cuanto antes al médico para determinar si se debe a esta afección.

La atención inmediata permite obtener más éxito con los tratamientos que ayudan a controlarlo.

 

MS

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *