Francisco Martínez: Se ha perdido más del 60% del tejido en el sector empresario

Francisco Martínez, presidente saliente de Fedecámaras, asegura que el país “está muy mal y cada vez está peor”, comparado con hace dos años cuando fue elegido para relevar el Jorge Roig como representante de la institución empresarial. El zuliano expresó que, a la fecha, se ha perdido más del 60% del tejido en el sector empresario, factor que considera “sumamente grave”.

“El 40% restante está trabajando al 35% de la capacidad instalada, entonces cuando vienes a sacar esos promedios, te encuentras con que eso representa el 85% de la producción nacional (…) es por eso que tenemos rubros de más de un 90% de desabastecimiento”, explicó.

Desde el punto de vista económico, Martínez señaló que “la escasez trae especulación” y que el ataque al sector privado y la idea de regular precios ” a perdida”, le ha traído gran problema a la población en la búsqueda de alimentos de la canasta básica, sobretodo por el “desorden absoluto” del gobierno en el manejo de las finanzas del Estado que produce, hasta ahora, un aproximado de 175% de inflación.

“El único responsable en mantener la inflación en los niveles que debe estar es el Gobierno Nacional (…) El gobierno tiene un déficit muy grande en sus cuentas fiscales. No tiene posibilidades de cubrir el déficit fiscal con financiamientos sanos sino que cubre ese déficit fiscal con lo que se llama financiamiento monetario, que es una máquina que imprime billetes, que inyecta liquides a la economía, sin respaldo. Por lo general, la liquidez tiene que estar respaldada por los bienes y servicios de la economía. No solamente regulan los mercados y desestimulan la producción de bienes y servicios en el país, sino que también inyectan una liquidez que el mercado no necesita, y ese es el alimento perfecto para que la inflación se dispare (…) la inflación es una consecuencia de que el Estado no organice las cuentas fiscales.”, sentenció

Empresarios y la Constituyente

Con respecto al tema de la Asamblea Nacional Constituyente, Martínez se refirió a un nuevo conflicto que se generará entre el Gobierno Nacional y los empresarios, ya que el Presidente propone entablar una nueva ley de regulación de precios que va a “romper con la especulación”.

“Eso es imposible, no existe ente que pueda regular un mercado. Las economías son tercas, entre más tratas tú de regularla, más desequilibrio le generas, y eso es lo que impacta verdaderamente sobre los consumidores. Cuando realmente la mejor manera es dejar que los mercados se autorregulen. Si tu estimulas la oferta a través de la producción de bienes y servicios, va a entrar entonces la producción, vienen las inversiones, se generan riquezas, empleos y condiciones de trabajo decente con salarios dignos”.

Resaltando que en el país, según el documento de 2030 para la erradicación de la pobreza de las Naciones Unidas, una población en extrema pobreza gana por hora, 1.25 dólares. Venezuela, según cálculos del presidente saliente de Fedecámaras, gana 1.23.

“El gobierno celebra el aumento (salarial) pero el pueblo venezolano y los trabajadores no celebran. El único país donde un trabajador no celebra el aumento de sueldo, porque saben que el impacto inflacionario será aún mayor, y también aumentan los gastos del gobierno”, afirmó.

Un mejor escenario

Francisco Martínez no augura una recuperación rápida ante la crisis actual venezolana. Primeramente, debe estimularse el “ciclo virtuoso de la producción” y balancear las deudas del gobierno. Aunado a esto, el nuevo gobierno que tuviera en manos la recuperación del país, tendría que diseñar una serie de políticas públicas para hacer los ajustes macroeconómicos necesarios.

“Hay que desmontar el entramado de leyes que se han convertido en una camisa de fuerza y de chantaje al empresariado venezolano, tiene que cambiar el marco regulatorio, como por ejemplo la LOTT, porque no sirve para generar producción, niveles de eficiencia y productividad, sino que atenta contra la producción de bienes y servicios”.

Recordó que las pequeñas y medianas empresas representan el 80% de la producción del país y que estas son las más afectadas  ante las dificultades que “atentan” contra la capacidad productiva del país. “Tiene que respetarse la propiedad privada para generar confianza y así incrementar la inversión”, pues Venezuela, actualmente, “no tiene ninguna condición de confianza” para este tema.

En la 73 Asamblea Anual de Fedecámaras de este 17 y 18 de julio, se presentará al país un documento llamado “Los 17 elementos para la productividad y el desarrollo sostenible de las empresas “, un simposio que Francisco Martínez espera sirva de parámetros y referencias para la nación y el gobierno.

 

NAD

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *