Alivia la garganta reseca con estos 6 remedios naturales

La sensación de sequedad en la garganta es un síntoma molesto que puede darse en las épocas frías del año, o bien, ante irritaciones de la zona debido a las infecciones y alergias.

Puede venir acompañada con un poco de tos, además de ardor, dificultades para deglutir los alimentos y cambios en el habla o el tono de la voz.

Aunque por lo general se da de forma esporádica y leve, siempre es aconsejable darle algún tipo de tratamiento para evitar que se generen otras complicaciones.

Por fortuna, además de los remedios que venden en las farmacias, existen soluciones de origen natural cuyas propiedades hidratan y desinflaman la zona para reducir el malestar.

En el siguiente espacio queremos compartir en detalle los 6 mejores para que no dudes en prepararlos cuando te aqueje este problema.

1. Infusión de eucalipto

Hojas-de-eucalipto

La infusión de eucalipto es uno de los remedios tradicionales para acabar con los problemas que aquejan la salud de la garganta.

Tiene propiedades antiinflamatorias y refrescantes que ayudan a calmar la irritación para controlar el exceso de sequedad y ardor.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharadita de eucalipto (5 g)

Preparación

  • Pon a calentar la taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale la cucharadita de eucalipto.
  • Deja que repose durante 10 minutos, cuela y, una vez que adquiera una temperatura adecuada, consúmela.

Modo de consumo

  • Toma la bebida tibia 2 veces al día.
  • Evita ingerirla caliente, porque puede empeorar los síntomas.

2. Infusión de orégano y propóleo

Las propiedades antibióticas y antiinflamatorias de este remedio natural nos brindan muchos beneficios en el alivio de la garganta reseca.

Tanto el orégano como el propóleo reducen el crecimiento bacteriano y crean una capa protectora contra la irritación y las infecciones.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharadita de orégano (5 g)
  • ½ cucharadita de propóleo (2 g)

Preparación

  • Agrega el orégano en una taza de agua hirviendo y, tras dejarla reposar 10 minutos, incorpora el propóleo.

Modo de consumo

  • Ingiere la infusión 2 veces al día hasta calmar la sequedad.

3. Infusión de miel y limón

Agua-limon-miel

Si bien consumir una cucharada de miel de abeja puede servir para lubricar la garganta, también es conveniente prepararla en infusión con un poco de limón para potenciar sus efectos antibióticos.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de miel de abeja (50 g)
  • 2 cucharadas de zumo de limón (20 ml)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agrega la miel de abeja y el limón en una taza de agua tibia y mézclalos para que se diluyan.

Modo de consumo

  • Ingiere la infusión 2 veces al día, durante 3 o 4 días.

4. Infusión de manzanilla

La infusión de manzanilla es una bebida antiinflamatoria y refrescante que puede reducir la sequedad y comezón en la zona de la garganta.

Ingredientes

  • 1 cucharada de flores de manzanilla (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Agrega las flores de manzanilla en una taza de agua hirviendo y, una vez repose, pásala por un colador y endúlzala con miel.

Modo de consumo

  • Puedes ingerir la infusión hasta 3 veces al día.

5. Licuado de banana y leche de coco

Como_hacer_licuado_de_banana

La combinación de banana con leche de coco nos da como resultado un licuado con propiedades energéticas que, entre otras cosas, calma la sequedad e irritación de la garganta.

Sus nutrientes esenciales fortalecen el sistema inmunitario y crean una barrera protectora contra las infecciones virales y bacterianas.

Ingredientes

  • 1 banana madura
  • 1 taza de leche de coco (250 ml)

Preparación

  • Licúa una banana madura con una taza de leche de coco y, tras obtener una mezcla homogénea, sírvelo.

Modo de consumo

  • Distribuye la porción para 2 o 3 tomas al día.

6. Cúrcuma y miel de abeja

El remedio antiinflamatorio de cúrcuma y miel de abeja es una solución efectiva para acabar con la inflamación y la sequedad de la garganta.

Sus propiedades antioxidantes y antibióticas ayudan a prevenir las infecciones y, de paso, controlan las alergias.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de cúrcuma (2 g)
  • 2 cucharadas de miel de abeja (50 g)

Preparación

  • Combina la cúrcuma con la miel de abeja hasta obtener una pasta uniforme.

Modo de consumo

  • Ingiere el remedio cada 3 o 4 horas, según lo consideres necesario.
  • De forma opcional, puedes añadirlo a media taza de agua tibia y consumirlo.

¿Sientes molestias en la garganta? Es probable que le esté faltando humectación.

Elige cualquiera de los remedios mencionados y bríndale un tratamiento 100% natural y seguro.

 

MS

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *