Los saqueos y protestas por el aumento del combustible agitan el centro de México

Decenas de negocios fueron saqueados y unas 200 personas detenidas en México en medio de las protestas por el aumento del precio de los combustibles, escenario ante el cual el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, dijo comprender la “molestia y enojo” populares.

El incremento de la tarifa de los combustibles, de hasta un 20,1%, entró en vigor el pasado 1 de enero y, desde entonces, pequeños grupos de manifestantes han impedido la venta en algunas estaciones de servicio y bloqueado algunas carreteras.

Este miércoles, centros comerciales de cuatro municipios del Estado de México, vecinos de la Ciudad de México, sufrieron multitudinarios robos perpetrados por personas que llegaron corriendo, en motos y hasta en camionetas.

“Con el pretexto de protestar” por el aumento de la gasolina, algunas personas “han cometido robos y actos vandálicos”, dijo el Gobierno del Estado de México en un comunicado, en el que precisó que hasta el momento han sido detenidas 161 personas, de las que 35 son menores.

En la Ciudad de México, 23 tiendas sufrieron robos y 64 personas fueron detenidas, dijo en la cadena Televisa el jefe del Gobierno de la capital, Miguel Ángel Mancera.

Varios manifestantes protestan contra la subida del precio de los combustibles, en Guadalajara, México, el 4 de enero de 2017

Su secretaria de Gobierno, Patricia Mercado, aseguró que la policía evitará que los saqueos se repitan y exhortó a los comerciantes a no hacer caso a los rumores y reabrir sus negocios, después de que se conociera que varios comercios prefirieron bajar sus persianas.

– Preocupación por los clientes –

Peña Nieto se refirió este miércoles por primera vez a este polémico tema en un mensaje a la prensa. “Comprendo la molestia y el enojo que hay entre la población en general y entre distintos sectores de nuestra sociedad (…) pero (de) no hacerlo, y es donde apelo a la comprensión (…), serían aún más dolorosos los efectos y las consecuencias”, dijo el presidente.

Explicó que su Gobierno hubiera preferido no tomar esta medida, que no es resultado de las reformas energética o fiscal, sino del “aumento en los precios internacionales” de la gasolina, y es una “medida responsable” que busca preservar la estabilidad de la economía mexicana.

La Policía Federal informó este miércoles de una veintena de protestas y bloqueos en las carreteras en distintos puntos del país.

El secretario de Gobernación (Interior), Miguel Ángel Osorio Chong, dijo que la Policía Federal “respaldará a autoridades locales en actos vandálicos”.

“Al problema de abasto -de suministros por las interrupciones en flujos vehiculares en las carreteras- se suman los bloqueos a tiendas, más de 170, los saqueos -79 tiendas- que, además de robo de mercancía ponen en riesgo la vida de los clientes” y los trabajadores, denunció por su parte la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales de México (ANTAD), en un comunicado del que el diario El Universal publicó fragmentos.

El domingo se concretaron aumentos de precios, los mayores en años, de un promedio del 20,1% a las gasolinas y del 16,5% al diésel, como parte de una política de liberación de precios enmarcada en la reforma energética promulgada en 2015 por el presidente, con la promesa de que bajarían los combustibles.

La liberación del precio de los combustibles y la entrada de firmas privadas al negocio, que pone fin al monopolio de más de 70 años de Pemex, debía comenzar en 2018, pero el Gobierno decidió adelantarla.

Varios analistas, el Banco de México y los empresarios han advertido de que esta alza podría tener un efecto inflacionario, pero la Secretaría de Hacienda (Finanzas) asegura que trabaja para evitar que haya “una contaminación generalizada” a otros sectores de la economía.

 

AFP

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *