Eveling Trejo considera que actos religiosos no deben estar militarizados ni politizados

Eveling de Rosales, alcaldesa de Maracaibo, afirmó que su madre quedó inmóvil tras la agresión sufrida por parte de efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), quienes le impidieron la entrada este 18 de noviembre a la Basílica.

“Fue un acto bochornoso en el que hubo abuso de las autoridades. Puse una denuncia ante el Ministerio Público por la agresión que sufrió mi madre. Dentro de unas horas iré al médico forense porque mi madre, que tiene 86 años, ya no se puede levantar”, dijo la mandataria local este martes en entrevista concedida a Venevisión.

Expuso que irá al forense junto con Nora Bracho, diputada de la Asamblea Nacional (AN), quien también fue víctima de golpes. Ratificó que no sólo las golpearon, sino que la empujaron, a pesar de que insistentemente pedía a los guardias que las dejaran pasar por el pasillo central. “Me dijeron que no porque había una orden de arriba”.

Aseveró que la misa en honor a La Chinita fue “politizada”. “De un tiempo para acá, la politización de un acto religioso trajo como consecuencia tener francotiradores y militares en una misa. Tomaron y secuestraron a la virgen, secuestraron la misa y nos alejaron al pueblo y a nosotros de ese acto tan hermoso como es la misa del 18 de noviembre. Deben devolver la virgen a los servidores de María, que haya seguridad, pero una que sepa manejar al pueblo, los militares deben volver a su lugar, a los cuarteles”.

Venevisión

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *